¿Conoces los distintos niveles de deshidratación? - Recuperation ¿Conoces los distintos niveles de deshidratación? - Recuperation

¿Conoces los distintos niveles de deshidratación?

5 febrero, 2018 | Escrito por Recuperat-ion

Podemos distinguir 3 niveles de deshidratación:

LEVE: Cuando notamos sensación de sed ya es un síntoma de alerta que activa nuestro cuerpo para decirnos que hay un principio de deshidratación. A estos síntomas le pueden acompañar la pérdida de apetito, fatiga, dolor de cabeza, pérdida de memoria a corto plazo y aumento de la temperatura corporal hasta 1ºC. Esto supone la pérdida de entre el 1 y 2% del peso corporal.

MODERADA: Cuando la orina es de color oscuro, tenemos la piel seca o sufrimos calambres, la pérdida de agua se puede ponderar entre un 3 hasta un 10% del peso corporal acompañada de síntomas como confusión, somnolencia, cefaleas o migrañas y aumento de la frecuencia cardíaca.

SEVERA: Cuando tenemos espasmos, problemas en el equilibrio, dificultades lingüísticas y un aumento de la temperatura hasta los 41ºC, son claros síntomas de que el cuerpo ha perdido más de un 10% de su peso corporal, siendo esta una situación de alto riesgo para la salud.

Pero para combatir la deshidratación no basta con beber agua, es más, no es suficiente y hasta puede ser perjudicial. Un exceso de hidratación sin el aporte adecuado de minerales nos podría conducir a una hiponatremia, es decir, una concentración muy baja de sodio en sangre. Cuando sudamos, perdemos potasio, cloruro, y sodio, más algunos minerales como el magnesio, calcio o cinc, y vitaminas.

Entonces; ¿Qué debemos hacer para evitar una deshidratación o una hiponatremia?

ANTES de la práctica deportiva, el deportista tiene que estar bien hidratado. Los expertos recomiendan una ingesta de aproximadamente 400 – 500ml de líquido entre 1h y 2h antes del ejercicio para que el cuerpo y en concreto los riñones, puedan regular el volumen total de líquido corporal. La hidratación antes del ejercicio ejerce una función de termorregulación para evitar que aumente la temperatura de la persona, disminuye la percepción del esfuerzo y contribuye a rellenar los depósitos de glucógeno (cuando ingerimos hidratos de carbono)

DURANTE  el ejercicio es interesante mantener el balance hidro-electrolítico. Se recomienda la ingesta de 150-250 ml de líquido en intervalos de 20 minutos, con una concentración de sodio entre 0,5 y 0,7gr/litro para prevenir una posible hiponatremia y para reponer el agua y los electrolitos que perdemos mediante el sudor y la orina. Sí hablamos de deportes de resistencia como triatlones de larga distancia, ultra maratones, marchas ciclistas, etc… es conveniente añadir una carga de carbohidratos ( 4-8%)  para retrasar la fatiga muscular y acelerar la recuperación del glucógeno perdido. (Hay veces que no es posible alcanzar un buen equilibrio hídrico, ya que la cantidad de líquido perdido puede ser superior a la capacidad de vaciamiento gástrico (el cuerpo puede perder más líquido del que es capaz de asimilar)

DESPUÉS del ejercicio y para una correcta rehidratación, se recomienda una ingesta de líquido equivalente al 150% del peso corporal perdido (Sí perdemos 1kg, tendríamos que ingerir 1,5L de líquido) lo antes posible, facilitando una rápida recuperación.

Hay bebidas como Recuperat-ion Hydrasport diseñadas para la reposición de líquidos y minerales perdidos durante la práctica deportiva que han demostrado ser una buena ayuda ergogénica  ya que poseen una fórmula basada en una correcta proporción de los iones (sodio, potasio, calcio y magnesio) con un aporte de buenos carbohidratos para combatir la fatiga muscular en un mayor espacio de tiempo.IMG_5536

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comments

¡Únete a nosotros!

Suscríbete y entra al SORTEO MENSUAL PACK Recuperat-ion ¡Además, te llevas un -10% DTO en tu primera compra!