La correcta hidratación antes, durante y tras la práctica deportiva - Recuperation La correcta hidratación antes, durante y tras la práctica deportiva - Recuperation
Recuperat-ion Hydrasport es la bebida de hidratación ideal para antes, durante y después de la competición en trail running

La correcta hidratación antes, durante y tras la práctica deportiva

10 diciembre, 2015 | Escrito por Recuperat-ion Recuperat-ion
Recuperat-ion Hydrasport es la bebida hipotónica ideal para una rehidratación óptima

Cualquier actividad
física comporta una pérdida de agua y sales. La mayoría de nosotros tendemos a
no darle a este aspecto toda la importancia que realmente merece. Una correcta
reposición de ambas sustancias es simplemente imprescindible: nos asegurará un
rendimiento deportivo óptimo y nos ayudará en la prevención de lesiones. Y ojo:
en el deporte intenso, el agua no es suficiente.
 

En general, tenemos una tendencia
a vincular en exceso el éxito en el rendimiento deportivo con el entrenamiento,
mientras que infravaloramos otros aspectos que pueden llegar a ser igual de
importantes, como una dieta adecuada y cuidar con especial mimo la hidratación.
Si estamos perfectamente cubiertos en cuanto a los nutrientes necesarios y,
sobre todo, bien hidratados, nuestra recuperación será más rápida, mejoraremos
nuestro potencial deportivo e incluso reduciremos el riesgo de lesionarnos.
Recuperat-ion Hydrasport es una bebida hipotónica formulada para
alcanzar la óptima hidratación antes, durante y después de la práctica
deportiva. Aporta iones de sodio, potasio, calcio y magnesio en una proporción
demostradamente más eficaz que otros productos similares. Como fuentes de
energía, incluye glucosa (de rápida transformación) y fructosa (de asimilación
gradual). Al tratarse de azúcares simples, facilitan una excelente digestión.

La clave de una hidratación
inteligente durante la práctica deportiva reside en mantener el equilibrioentre los líquidos y los minerales perdidos mediante el sudor y los ingeridos.
Ojo, hablamos de “equilibrio”, porque cuando se absorbe una bebida cuya
concentración de sustancias disueltas es más alta que la de los líquidos de
nuestro medio interno, el agua no se desplaza desde la bebida hacia nuestro
organismo, sino que más bien lo hace en sentido inverso. Y se produce primero
una deshidratación.


Problemas consecuentes de la falta de hidratación

La falta de hidratación -o
incluso la deshidratación- que se produce cuando perdemos grandes cantidades de
agua o minerales a través del sudor provoca alteraciones de muy diversa índole:
disminuye el rendimiento deportivo, provoca un incremento del riesgo de
lesiones, aumenta la sensación de fatiga, produce desconcentración y malestar y
puede suponer un grave riesgo cardiovascular si la llevamos al extremo.
Cuando hablamos de recuperación deportiva o de
combatir la deshidratación, no basta con beber agua. Y no sólo no essuficiente, sino que además puede ser perjudicial. Un exceso de hidratación o
hiper-hidratación sin el aporte adecuado de minerales y electrolitos puede
causar un problema potencialmente peligroso: una hiponatremia, es decir, una
concentración de sodio en sangre por debajo de lo normal. El sodio es uno de
los elementos vitales para el buen funcionamiento del sistema nervioso, por su
papel en la conducción de impulsos nerviosos.
Así, ¿qué actitud debemos de
tomar para minimizar la aparición de una deshidratación o una hiponatremia? No
tenemos que olvidar que, además del agua, debemos ingerir los minerales y
electrolitos imprescindibles para la rehidratación. Este simple proceso puede
incrementar considerablemente el rendimiento deportivo y reducir cualquier
riesgo potencial resultante de una hidratación inapropiada.
Para una hidratación óptima en la práctica deportiva, el agua no es suficiente: Recuperat-ion Hydrasport aporta los minerales necesarios.
Hidratación durante la práctica deportiva

ANTES: Los deportistas tienen que estar bien hidratados antes del
inicio del ejercicio porque la hidratación previa asegurará una correcta
funcionalidad y rendimiento muscular. Se recomienda la ingesta de 400-600 ml de
líquido 2-3 horas antes del ejercicio, pues es el tiempo necesario para que los
mecanismos renales regulen el volumen total del líquido corporal hasta alcanzar
el nivel óptimo pre-ejercicio.
1 SOBRE DE RECUPERAT-ION HYDRAPORT EN 1/2 LITRO DE AGUA 2-3 horas antes
mejorará la regulación renal y evitará la deshidratación mientras dure el
esfuerzo.
DURANTE: Los deportistas deberían ingerir el suficiente líquido
para mantener el balance hidro-electrolítico, ya que incluso la deshidratación
parcial puede comprometer la funcionalidad y el trabajo muscular, repercutiendo
negativamente en el rendimiento deportivo. Así, se recomienda la ingesta de
150-350 ml de líquido a intervalos de 15-20 minutos, comenzando desde el inicio
del ejercicio. La concentración de sodio debería establecerse entre los 0’5 y 0’7
gr/litro para prevenir la hiponatremia. En ejercicios intensos y de larga
duración es conveniente una adición de carbohidratos para mantener la oxidación
de los azúcares, normalizar la hipoglucemia, retardar la fatiga y acelerar la
recuperación del glucógeno perdido.
DISUELVE 1 SOBRE DE RECUPERAT-ION HYDRASPORT EN 1 LITRO DE AGUA. Bebe
cada 15-20 minutos y mantendrás tu potencial a tope. Y con su concentración de
sodio prevendrás una posible hiponatremia.
DESPUÉS: Para una correcta y rápida rehidratación post-ejercicio se
recomienda la ingesta de líquido equivalente, al menos, a un 150 % de la
pérdida de peso corporal, para recuperar el perdido por el sudor y la orina. También
es recomendable que el líquido ingerido tenga una concentración de sodio igual
al punto anterior, para mantener la osmolalidad plasmática y el deseo de beber.
3 SOBRES DE RECUPERAT-ION HYDRASPORT EN 1,5 LITROS DE AGUA sería la
dosis ideal para un ejercicio intenso, mientras que 1 SÓLO SOBRE EN ½ LITRO DE
AGUA será suficiente
si el ejercicio
ha sido de bajo a moderado.

Los carbohidratos deben
consumirse tan pronto como sea posible después del ejercicio, ya que el músculo
tiene entonces una alta capacidad de absorción de glucosa y la mayor resíntesis
de glucógeno muscular ocurre precisamente durante las 2 primeras horas después
del ejercicio. De reestablecer estos depósitos de glucógeno muscular se hará
cargo la glucosa, mucho más rápida que la fructosa, mientras que esta última
será más eficiente para la resíntesis del glucógeno hepático. Se recomienda la
ingesta de 0,7 g/kg de peso de carbohidratos cada 2 horas durante las primeras
4 a 6 horas después del ejercicio, para potenciar al máximo la resíntesis de
glucógeno.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comments

¡Únete a nosotros!

Suscríbete y entra al SORTEO MENSUAL PACK Recuperat-ion ¡Además, te llevas un -10% DTO en tu primera compra!