Mucosa intestinal ¡atención sensible! - Recuperation Mucosa intestinal ¡atención sensible! - Recuperation

Mucosa intestinal ¡atención sensible!

10 mayo, 2013 | Escrito por Recuperat-ion Recuperat-ion

La digestión, un mecanismo complejo

La digestión es el proceso mediante el cual las enzimas de nuestro sistema digestivo fraccionan los alimentos que consumimos, transformándolos en moléculas microscópicas (de glucosa, aminoácidos, ácido graso, triglicéridos, etc.). El paso de estas pequeñas moléculas del intestino hacia nuestros canales de irrigación (sangre, linfa, plasma, etc.) se hace a través de una barrera muy compleja: la mucosa intestinal.

 La mucosa intestinal está salpicada de pequeños receptores muy selectivos: uno para cada tipo de molécula… Pero ciertas moléculas no tienen la posibilidad de “atravesar” esta barrera, porque carecemos de las enzimas necesarias para fraccionarlas y de los transportadores que puedan encaminarlas hacia el interior de nuestro organismo. Por tanto, están condenadas a permanecer en el intestino, de donde se les expulsa tarde o temprano por las vías naturales: se trata principalmente de fibras (salvado de trigo, etc.), almidones indigestos (fécula cruda, etc.), aceites indigestos (parafina, etc.), lactosa (para quienes no producen la enzima denominada lactasa).
Gracias a su flora, la mucosa constituye asimismo la principal barrera contra los microorganismos extraños y patógenos. Por ello, uno 70 % de nuestras defensas naturales se encuentra en la barrera intestinal, que representa la mayor superficie de intercambio con el exterior.
 
Cuando el equilibrio se rompe…
La mucosa intestinal es un medio sumamente frágil. En caso de agresión (gastroenteritis, intoxicación alimentaria) o de esfuerzo intenso (prueba de fondo tipo maratón, triatlón Ironman, ultramaratón de montaña Ultra Trail, prueba ciclista de gran fondo, etc.), deja de desempeñar su cometido.
Consecuencia:
1) las moléculas útiles y beneficiosas para nuestro organismo (glucosa, aminoácidos, ácidos grasos, vitaminas, etc.) ya no pueden asimilarse correctamente y se estancan en el intestino, ocasionando al degradarse (fermentación de los glúcidos) trastornos fisiológicos (dolores intestinales, deshidratación, etc.) y violentas reacciones de rechazo (diarreas, náuseas).
2) los gérmenes patógenos encuentran en este debilitamiento una ocasión muy oportuna para penetrar más fácilmente en el organismo, aumentando los riesgos víricos.
Un deportista que quiera llegar lejos debe cuidar su mucosa intestinal.

Una prueba deportiva de fondo tipo maratón, triatlón Ironman, ultramaratón de montaña Ultra Trail o prueba ciclista de gran fondo, expone a un riesgo de “saturación” de la mucosa intestinal, que debe sufrir agresiones de toda índole:

  • mecánicas (traqueteo, cambios de posición, ondas de choque, etc.)
  • químicas (conservantes, colorantes, aromas y demás aditivos contenidos en los productos energéticos consumidos durante la prueba)
  • biológicas (exigencia excesiva de los receptores y de las enzimas digestivas, desarreglos internos vinculados a la fatiga o a la deshidratación, bebidas demasiado frías, etc.)
  • bacteriológicas (ingestión de agua contaminada durante la prueba de natación o de alimentos que han estado horas al aire libre en los puestos de avituallamiento, higiene inadecuada de las manos, contaminación de la boquilla de los bidones y otros utensilios, etc.)
Una estrategia alimenticia en tres fases
Con anterioridad a la prueba: Días o semanas antes de un objetivo importante (maratón, triatlón Ironman, etc.), es imperativo dedicarse a reequilibrar la mucosa intestinal para llegar al momento de la prueba con una mucosa sana, regenerada y funcional. Por eso se necesita una alimentación limitada en fibras, residuos y lactosa. A esto debe añadirse una cura de probióticos (bacterias lácticas y levaduras, yogures de bifidus regularis o L-casei) y una estrategia de hidratación preventiva.
Antes de la prueba, las bebidas que contienen Imunoglukan, por ejemplo, contribuyen a reforzar la flora intestinal en previsión del día D. El Imunoglukan es un polisacárido extraído del hongo Pleurotus Ostreatus. Se reconoce como activador del sistema inmunitario por su acción local sobre la mucosa intestinal. Ayuda especialmente a restablecer la función de la mucosa intestinal, cuando esta se ve alterada por la infección de los virus enterocolíticos comunes (como el rotavirus responsable de las gastroenteritis).
Durante la prueba: Es indispensable preservar la funcionalidad de la mucosa tanto tiempo como sea posible durante el esfuerzo, consumiendo para ello productos energéticos poco agresivos o protectores de la mucosa. Es uno de los parámetros principales del rendimiento en las pruebas de fondo, prioritariamente para los atletas cuyo objetivo nº 1 es terminar la prueba. Las bebidas con baja concentración de azúcares (hipotónicas), poco cargadas de conservantes, aditivos, aromas, etc., y que contienen factores protectores de la mucosa intestinal (enzimas digestivas, Imunoglukan, etc.) se adaptan mejor, por este motivo, a los esfuerzos prolongados.
Después de la prueba: La actitud que debe adoptarse después de la prueba es la misma observada antes de la misma: una alimentación con predominio de fibras y residuos, incluso de lactosa (para los más sensibles) en las horas inmediatamente posteriores a la prueba. Y una cura regeneradora y rehidratante durante unos días con probióticos y/o bebidas ricas en Imunoglukan, sobre todo en caso de síntomas gástricos manifestados en el transcurso de la prueba.
Zoom sobre los alimentos a evitar antes de una prueba de fondo

Durante los días anteriores a la prueba, no debe recargarse el aparato digestivo con:

  • alimentos ricos en residuos de colágeno (carnes de fibra larga, carnes con tendones: gemelo, espaldilla, corvejón, etc.)
  • alimentos ricos en fibras alimenticias o residuos de fibras celulósicas (semillas, cereales completos, salvado de trigo, legumbres secas, frutas y legumbres ricas en fibras, etc.).
  • alimentos ricos en grasas cocidas, bollería, frituras, alimentos empanados.
  • alimentos ricos en lactosa (leche sola)
Zoom sobre las bebidas energéticas preferibles durante las pruebas de fondo
En situación normal, la mucosa intestinal puede absorber alrededor de un gramo de glucosa por kilo de peso y por hora (un promedio de 70 g). Sin embargo, el esfuerzo y la alteración de las funcionalidades de la mucosa acaban reduciendo mucho esta capacidad. Una bebida con una concentración excesiva de azúcares puede producir una acumulación de glúcidos en el sistema digestivo.
Mientras esperan la asimilación, estos glúcidos pueden fermentar. Y generar diarreas o náuseas, sobre todo en contextos de esfuerzo prolongado combinado con una elevación de la temperatura corporal o el inicio de una deshidratación, que la acumulación de azúcares en el sistema digestivo contribuye a aumentar (efecto osmótico del azúcar). Evidentemente, estos fenómenos son fuentes de agresiones graves para la mucosa.
La estrategia de hidratación resulta fundamental. En consecuencia, para las pruebas de fondo más largas deberá concederse prioridad al consumo de bebidas isotónicas, e incluso hipotónicas. La ingestión se realiza mediante
sorbitos similares (cada 10-15 minutos) y a una temperatura de consumo que no sea demasiado alta ni excesivamente baja (alrededor de 12 grados). La proporción de aditivos químicos debe ser limitada, para no obligar al organismo a filtrar volúmenes excesivos de aromas o de conservantes en un día (¡porque el consumo de bebida en un día de esfuerzo puede ascender a una decena de litros!).
David Padaré es nutricionista especialista en deportes de resistencia y de aire libre como el running, triatlón, ciclismo..
Acompaña numerosos atletas en sus retos : Ultra-Trails, Trails por etapas, maratones, 100kms, 24h…
Miembro de la AFDN (Association
Française des Diététicien Nutritionniste) y de la red regional RESEDIA
para el apoyo a la DIABETIS y OBESIDAD, tambien presta sus servicios y
conocimientos para el tratamiento de patologias como la obesidad, la
diabetis, enfermedades cardiacas, alergias alimentarias…
 
Nuteoconsult
es la estructura fundada para agrupar competencias de varios horizontes
(dietetica, coach, preparador mental…) con un solo objetivo : aportar
respuestas sencillas y claras a cada nivel de practica.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comments

¡Únete a nosotros!

Suscríbete y entra al SORTEO MENSUAL PACK Recuperat-ion ¡Además, te llevas un -10% DTO en tu primera compra!