Reducir las consecuencias negativas de un viaje previo a una competición. Por Míriam Casillas - Recuperation Reducir las consecuencias negativas de un viaje previo a una competición. Por Míriam Casillas - Recuperation

Reducir las consecuencias negativas de un viaje previo a una competición. Por Míriam Casillas

23 febrero, 2016 | Escrito por Recuperat-ion Recuperat-ion
La triatleta y doctora Miriam Casillas nos dice cómo reducir las consecuencias negativas de un viaje previo a una competición

Estamos a las Puertas del momento álgido de la temporada, de la llegada de las más importantes competiciones. Muchas de ellas nos obligarán a largos y agotadores desplazamientos que harán nos preguntemos si somos capaces de seguir rindiendo al máximo. Hemos vuelto a servirnos de la experiencia y el conocimiento de nuestra triatleta internacional y doctora Míriam Casillas para ayudaros un reducir en la medida de lo posible las consecuencias de un viaje previo a una competición. Os dejamos con sus consejos.

“Pasaporte
en mano y mochila al hombro, nos disponemos a realizar un largo viaje previo a
una competición. Por delante tenemos esperas interminables en aeropuertos,
cambios horarios, muchas horas sentados, variaciones de temperatura… Y nuestro
deseo: seguir rindiendo al máximo.
Debemos
ser conscientes de que un viaje largo en avión y en el que además damos un gran
salto de huso horario  va a afectar a
nuestro organismo, y, ya que esto no podemos cambiarlo, debemos aprender a
adaptarnos lo mejor posible. Por ello, quiero
destacar en este artículo la importancia de pequeños gestos en nuestra rutina
alimentaria que nos ayudarán a tener una mejor adaptación.
Una
de las principales alteraciones que ocurren es la del ciclo sueño-vigilia
.
Debemos empezar a adaptarnos a otro horario al que irnos a la cama y al que
despertarnos, y para ello podemos ayudarnos con estas sencillas pautas:
El jetlag por un viaje de una competición puede afectar muy negativamente a nuestro rendimiento

-Antes
de acostarnos es aconsejable  consumir:
Hidratos de carbono de alto índice
glucémico
, que se consideran inductores del sueño por aumentar la proporción de
triptófano libre con respecto a los niveles de aminoácidos de cadena
ramificada. Pueden ser, por ejemplo, el pan, el arroz blanco,  las patatas cocidas… Lo ideal es consumirlos
de 2 a 4h antes de acostarnos.
Triptófano, aminoácido esencial que actúa como precursor de la serotonina y que, como suplemento en pequeñas
cantidades, puede mejorar el tiempo de latencia del sueño y la calidad del mismo.
Lo encontramos en alimentos como la leche, el pollo, los huevos…
            – Melatonina, que de forma natural
segregamos por la noche y que tiene un efecto positivo en la calidad y en el tiempo total del sueño, además de disminuir la temperatura corporal central
como ocurre en el momento de dormirnos. Entre lo alimentos ricos en melatonina
tenemos las nueces, el plátano, el arroz…, si bien sus cantidades son escasas
para esta finalidad y podemos beneficiarnos de llevar en nuestra maleta suplementos
como Vitamin-T Melatonina.

Indicaciones para la toma de Vitamin-T
Triptófano y Vitamin-T Melatonina.

 Vitamin-T Triptófano:
2 cápsulas de VitAmin-T Triptófano al
día, preferiblemente, una antes del desayuno y otra antes de una de las comidas
principales.
En periodos de sobreesfuerzo, 3
cápsulas al día: 2 antes del desayuno y otra antes de una de las comidas
principales.
(Debido a que el triptófano compite
con otros aminoácidos por una correcta absorción, se recomienda tomar
vitAmin-T® de forma separada a comidas ricas en proteínas.)
Vitamin-T Melatonina:
En general: 1 cápsula antes de
acostarse.
En caso de “jet lag” o
cambio de turno laboral, tomar 1 cápsula por la noche antes de acostarse (el
mismo día del viaje o cambio de turno) y también las 4 noches siguientes antes
de acostarse.
Vitamin-T + Vitamin-T Sueño:
Por la mañana: 1 cápsula de vitAmin-T
Triptófano antes del desayuno.
Por la noche: 1 cápsula de vitAmin-T
Melatonina antes de acostarse.
Vitamin-T Melatonina favorece el descanso tras un viaje previo a una competición ajustando el ciclo sueño-vigilia

-Antes
de acostarnos es aconsejable evitar:
–         
Estimulantes,
como la cafeína o la teína.
–         
Alcohol,
ya que reduce la fase REM del sueño, disminuyendo así la calidad del mismo.
Otro
de los problemas de los largos viajes en avión es la escasa humedad del
ambiente que existe en los mismos (10-20%) y que conlleva resequedad de piel y
mucosas. Por esta razón la hidratación se hace más importante aún.
Además,
la escasa movilidad durante los vuelos y la deshidratación que se produce en
nuestro organismo por el propio ambiente dan lugar a edemas. Para disminuirlos
es aconsejable beber mucha agua y disminuir el consumo de sal en las comidas
incluso antes de comenzar el viaje
, además de otras medidas no relacionadas con
la alimentación como pueden ser la movilidad y las medias compresivas.”
Míriam Casillas, triatleta internacional y estudiante de medicina.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comments

¡Únete a nosotros!

Suscríbete y entra al SORTEO MENSUAL PACK Recuperat-ion ¡Además, te llevas un -10% DTO en tu primera compra!