Sodio y potasio: minerales imprescindibles de la recuperación. - Recuperation Sodio y potasio: minerales imprescindibles de la recuperación. - Recuperation

Sodio y potasio: minerales imprescindibles de la recuperación.

10 mayo, 2013 | Escrito por Recuperat-ion Recuperat-ion

Artículo de David Padaré, nutricionista

Se conocía la importancia del sodio y del potasio en el equilibrio hídrico y la función muscular, también definida como la capacidad de contracción de los músculos durante un esfuerzo físico. Desde ahora se sabe que lo son todo en la función recuperadora; es decir, en la capacidad del organismo (y con más razón de los músculos) para recuperarse de un esfuerzo físico intenso y de larga duración.
El sodio en el origen del equilibrio hídrico
El sodio es un electrólito (Na+); es decir, una sal mineral que circula por el organismo, en el cual desempeña un papel preciso. En el organismo, este electrólito no circula libremente. Su existencia se limita al único medio extracelular; es decir, a los líquidos que bañan nuestras células, y sobre todo al plasma sanguíneo (la fase líquida de la sangre).
La concentración en sodio de los diversos compartimentos líquidos de nuestro organismo influye en el volumen de agua retenido en el mismo, y por tanto en el volumen total de agua del cuerpo.
Cuando se trata del plasma, su concentración en sodio modula el volumen de agua retenido en la sangre, y en consecuencia la “presión” ejercida sobre las paredes de las membranas (la presión sanguínea).
Por lo tanto, el sodio es indispensable para mantener la distribución del agua (equilibrio hídrico) en el organismo y un nivel estable de la presión sanguínea.
El sodio, pilar de la función muscular
La presencia del sodio en los compartimentos líquidos del organismo no se limita a la regulación de los movimientos del agua. El sodio, localizado en la superficie de la membrana celular, donde
asegura la correcta transmisión de los impulsos nerviosos mediante un complejo mecanismo de intercambios de iones, permite la contracción muscular.
El sodio es indispensable para asegurar la transmisión de los impulsos nerviosos en las membranas celulares y la contracción muscular, lo que se conoce como función muscular.
Mantenimiento de la concentración plasmática de sodio y recuperación
La concentración de sodio en el exterior de las células está regulada con exactitud por la función renal. Y es que el sodio que baña el exterior de las células tiende a desplazarse al interior de las mismas. De ahí la existencia de un sistema en las membranas celulares para mantener permanentemente la concentración de sodio en el exterior de la célula: se trata de la bomba de sodio-potasio.
El esfuerzo físico de larga duración, incrementado por importantes pérdidas de sudor atribuibles a la intensidad o al entorno climático, se halla en el origen de perturbaciones significativas que afectan en especial a la distribución del sodio en el organismo. El nivel de sodio en los compartimentos líquidos extracelulares (y sobre todo en el plasma) tiende a descender debido, por un lado, a pérdidas de sudor importante, y por otro a una fuga del sodio hacia el interior de la célula, porque la bomba de sodio-potasio desempeña su cometido con menos eficacia. Esta situación entraña un riesgo de hiponatremia (insuficiencia de sodio en el plasma) y de hipotensión. Dicho riesgo aumenta con la ingestión de grandes cantidades de agua natural, tanto durante el esfuerzo como en la fase de recuperación. Por lo general, el organismo se previene contra este riesgo mediante el aumento de la
diuresis (orina) para preservar una concentración de sodio plasmático límite.
En estas circunstancias, el consumo de bebidas enriquecidas con sodio (o de alimentos sólidos que lo aportan), tanto durante el esfuerzo como en la fase de recuperación, permite compensar válidamente el descenso de los niveles de sodio en el organismo, y esencialmente del plasmático (natremia). Dicho consumo también limita la diuresis excesiva. Cuando se trata de la recuperación propiamente dicha, el consumo de grandes volúmenes de agua (hasta un 150 % de las pérdidas por sudor) con elevados contenidos de sodio constituye la estrategia de recuperación más eficaz. Permite restaurar rápidamente el volumen de agua en el plasma, así como favorecer una irrigación más eficaz de los tejidos y mejorar la función cardíaca.
En cantidades suficientemente elevadas (mediante la bebida o la ingestión de sólidos que lo contienen), el sodio es indispensable en la dietética de recuperación para restaurar el equilibrio hídrico y la función muscular, incluida la cardíaca.

Potasio: el compañero del sodio

El potasio es el compañero del sodio. Se retiene en los medios inversos del sodio; es decir, al otro lado de la barrera celular, en el interior mismo de las células. También es un electrólito (K+) que no circula libremente. Su concentración en el interior de la célula permite contener la presión del sodio a las puertas de la membrana celular y, por consiguiente, los movimientos de agua que podrían acompañarlo.
Gracias a la acción de la bomba de sodio-potasio a un lado y otro de la membrana celular, el potasio es indisociable del sodio para asegurar, también, la transmisión de los impulsos nerviosos y la contracción muscular.
En este sentido y a semejanza del sodio, el potasio es indispensable para mantener el equilibrio hídrico y un nivel estable de la presión sanguínea, así como para asegurar la transmisión de los impulsos nerviosos y la contracción muscular (sobre todo cardíaca).
Restauración de los niveles celulares de potasio y recuperación
El esfuerzo físico de larga duración trastorna las concentraciones de potasio en el interior de las células. Pero este fenómeno se acentúa verdaderamente después del esfuerzo, por efecto de las pérdidas urinarias potencialmente abundantes (y de ahí la necesidad de adoptar una estrategia que permita limitarlas).
Durante el esfuerzo, el nivel de potasio tiende a disminuir por efecto de una fuga del mismo hacia el exterior de la célula (las pérdidas por sudor son limitadas). Como en el caso del sodio, esta fuga se debe a una menor eficacia de la bomba de sodio-potasio, aunque también a la contracción muscular repetida y a la degradación del glicógeno (en la célula, el potasio está ligado al glicógeno, reserva energética degradada por el esfuerzo). Así, el potasio contenido en los líquidos extracelulares se elimina mediante las pérdidas urinarias, potencialmente abundantes tras el esfuerzo, sin posibilidad de recaptación conveniente por el riñón, que prefiere la recaptación del sodio para restaurar los niveles plasmáticos. La ingestión de grandes volúmenes de agua natural forma parte de las circunstancias que potencian el aumento de la diuresis posterior al esfuerzo, y de las pérdidas de potasio concomitantes.
Y al contrario: el consumo de bebidas enriquecidas con sodio (o de sólidos), por ayudar a reducir la diuresis, permite prioritariamente evitar la eliminación urinaria de grandes cantidades de potasio. Por otra parte, la incorporación concomitante de potasio a este tipo de bebidas contribuye a facilitar el retorno a los niveles iniciales de potasio y la nueva formación del glicógeno muscular con el cual se combina en la fibra muscular (agua y potasio).
El potasio, combinado con el sodio en concentraciones suficientemente elevadas, es importante en la dietética de recuperación (mediante la bebida o la ingestión de sólidos que lo contienen) para restaurar el equilibrio hídrico, la función muscular (incluida la cardíaca) y el glicógeno celular.
David Padaré es nutricionista especialista en deportes de resistencia y de aire libre como el running, triatlón, ciclismo..
Acompaña numerosos atletas en sus retos : Ultra-Trails, Trails por etapas, maratones, 100kms, 24h…
Miembro de la AFDN (Association
Française des Diététicien Nutritionniste) y de la red regional RESEDIA
para el apoyo a la DIABETIS y OBESIDAD, tambien presta sus servicios y
conocimientos para el tratamiento de patologias como la obesidad, la
diabetis, enfermedades cardiacas, alergias alimentarias…
 
Nuteoconsult
es la estructura fundada para agrupar competencias de varios horizontes
(dietetica, coach, preparador mental…) con un solo objetivo : aportar
respuestas sencillas y claras a cada nivel de practica.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comments

¡Únete a nosotros!

Suscríbete y entra al SORTEO MENSUAL PACK Recuperat-ion ¡Además, te llevas un -10% DTO en tu primera compra!